Portada
Monogríficos
Currí­culum

Contacto

 

La cuestión catalana

Me han pedido ya varios lectores que hable de la cuestión catalana.  Alguno se sorprende incluso de que esté haciendo astrología mundial y no trate el tema.  Pero, la verdad, es que el asunto es muy visceral para mi gusto.  Demasiado. Oigo tantas tonterías de parte y otra que se me van las ganas de abordar ese estudio.  No sirve de nada intentar racionalizar las cosas cuando se han vuelto tan irracionales.  Acuérdense de Jaurés, el único político francés que se opuso a la primera guerra mundial: le pegaron un tiro.   Por otro lado, ya escribí en su momento artículos sobre ese asunto.  No obstante, como no abordé correctamente el tema, pues me centré sólo en el año pasado, vamos a ponernos a la obra.

No sé si acertadamente o equivocadamente, atribuyo todo el asunto al ciclo de Urano-Plutón.  Acabo de escribir un artículo en esta misma web sobre los planetas transaturninos (entre los cuales están Urano y Plutón), así que si alguien no acaba de seguirme, puede buscarlo para comprender qué es lo que digo.

En astrología mundial los ciclos empiezan con la conjunción de los planetas y duran hasta su siguiente conjunción.  Como aquí se trata de planetas lentos, estamos hablando de un ciclo que empezó en 1966 y durará hasta... 2104 (¡qué cruz!).  A lo largo del ciclo, hay periodos de crisis de esa energía (las cuadraturas y la oposición) y periodos de desarrollo de la misma (sextiles y trígonos).  De momento, como este ciclo es tan largo, sólo hemos tenido un sextil. Fue en 1996.  Ahora estamos en la cuadratura, o sea: la primera crisis gorda del ciclo.  Pero, ¿qué es lo que hace crisis?

Plutón representa el instinto básico del ser humano: las tripas.  Es todo lo más profundo y visceral.  Entre ello, evidentemente, el instinto tribal, que es uno de los fundamentos de nuestra psique.  Cuando hablo de instinto tribal, hablo de aquello que nos permite la supervivencia, pero también del instinto asesino del "nosotros" contra un "ellos".  Plutón no razona ni tiene lógica, sólo sus impulsos profundos.

Urano es el hiperracionalismo, pero es también la intolerancia y el radicalismo.  Es la tendencia a ir contracorriente, porque uno piensa que no necesita el grupo.  Es el individualismo en su máxima expresión.  Por eso sintoniza muchas veces (sobre todo en los signos secos como Aries donde está ahora) con el anarco-capitalismo representado por personas como Bush o Aguirre.  O el Tea Party.

Los ciclos entre ambos son bastante difíciles, pues nos indican cómo se van a combinar para funcionar a la par o enfrentándose instinto y racionalismo, tribalismo e individualismo.  Lo que sí es seguro es que no son ciclos de crecimiento ni de tolerancia, sino ciclos de tensión.

1966_conjuncion_Urano_Pluton.JPGVeamos la carta de la conjunción, el 30 de junio de 1966, cuando empezó este ciclo.  La he calculado para Madrid, centro político del país.

La conjunción de Urano-Plutón cae en I.  La casa I es el "yo".  En astrología mundial, sería la gente que vive allí, el pueblo y su identidad.

La conjunción está en Virgo, signo regido por Mercurio.  En astrología Mercurio es un planeta que tiende al análisis y fragmentación: multiplica no aumentando el tamaño, sino creando compartimentos.  Es como la mente analítica que va creando carpetas y sub-carpetas.  Hay varios tipos de inteligencia y la de Mercurio es la de analizar desmenuzando.

Por lo tanto, el hecho de que esta conjunción se produjera en España en I indicaba ya un proceso tribal/instintivo (Plutón) e individualizante (Urano) de fragmentación analítica (Virgo).  Es buscar la diferencia, y partir una y otra vez en partes cada vez más pequeñas.

De hecho, esa tendencia centrífuga no se manifestó enseguida, pero sí en los años 80.  Se crearon 17 autonomías, pero siguieron las tendencias centrífugas: León, por un lado no está de acuerdo con pertenecer a Castilla y León; Alicante no quiere pertenecer a la Comunidad Valenciana etc.  Si se diera carta blanca, no tendríamos 17 autonomías, sino muchas más.

Esa conjunción en I recibe dos cuadraturas (fuentes de tensión):

-La primera cuadratura es la de la Luna en IV (el territorio nacional).  La Luna representa la familia, las emociones y el pueblo.  Esto nos dice que el proceso de identidad propia (la I) de tribalismo instintivo e individualizante (Urano-Plutón en I) crea tensión (cuadratura) con movimientos populares y emociones (Luna) en cuestiones territoriales (IV).

-La otra cuadratura (la más grave en mi opinión) es la de Marte en X.  Marte es un planeta agresivo e hiriente.  La forma de ser de Marte es la de dominar y no dialogar.  Insulta y avasalla.  Sólo entiende un tipo de relación: domina él.  Es el macho alfa por excelencia. 

Pero, encima, ese Marte está en X.  La X es el gobierno y lo que se hace público.  Está en Géminis, el signo de la comunicación verbal por excelencia.  Marte y Géminis dan juntos: agresividad verbal.  Al estar en X en Géminis, de medios de comunicación (Géminis) o de los gobiernos (X) nacionales o autonómicos.  Es una pelea de machos alfa.

Ya he dicho que Plutón es el tribalismo y hay que recordar que las tribus siempre tienen lo que llamo los "cazadores de ofensas".  Cuando aquel pastor americano quemó un Corán, ¿ustedes se habían enterado?  Yo no.  Me había enterado del primer intento, pero no de su realización.  Y eso que miro 2 o 3 telediarios al día (uno de ellos extranjero) y leo unos 2 o 3 periódicos.  Pero había gente analfabeta en Afganistán que sí se había enterado.  ¿Y las viñetas de Mahoma?  Tampoco las había visto hasta que se organizó el jaleo en los países musulmanes.  ¿Y aquella película que circulaba en internet que insultaba a los musulmanes?  ¿Cuánta gente la había visto?  ¿100 personas como mucho?  Pues aún así la encontraron los "cazadores de ofensas" y más gente murió por eso.  No sé cómo se las arreglan, pero los "cazadores de ofensas" siempre encuentran la frase ofensiva para su tribu.

En este país ha habido muchos cazadores de ofensas nacionalistas por ambas partes (nacionalismo españolista y nacionalismo catalanista).  Si uno lee El Mundo, podría acabar creyendo que la nación española corre un grave riesgo.  Pedro J. y su corte de anarco-capitalistas hacen un recuento frecuente de "ofensas" al "español" (como si el catalán no fuera también español).  Me salto esta parte del periódico, así que no conozco bien sus "anécdotas", pero sólo con los titulares ya tengo bastante.  Basta leer a Pedro J cuando habla de CIU como "los de la coliflor" o bien oír a gente como Alfonso Rojo cuando dice "los catalanufos" para pillar el tono de sus "razonamientos". Tengo un sobrino que nos ha salido de derechas (la oveja negra de la familia) y se las sabe todas al dedillo.  A veces me pregunto de dónde saca esa información.  Supongo que del Mundo, La Razón, Intereconomía etc. 

La TV3 por parte catalana también incurre a veces en ello.  En algunos programas que he visto he oído afirmaciones algo peregrinas. Oí una vez en "Singulars" el pronóstico de que el gobierno del PP iba a suspender la autonomía catalana en octubre de 2012 a lo sumo, aunque empezaría por Asturias para disimular sus verdaderas y aviesas intenciones.  También tengo amigos catalanistas a muerte que veían un programa en TV3 en el que se relataba semanalmente las barbaridades que la prensa española dice de Cataluña.  Venían tan alterados que no se podía hablar con ellos.  Enseguida gritaban y se subían a la parra. El problemas es que, con ese tipo de programas, uno puede acabar creyendo que "España" es lo mismo que El Mundo o La Razón.  Y, francamente, esto no es cierto.  Esos medios de comunicación no sólo insultan a los catalanes, sino que son especialistas en insultar a todo el mundo que no sea de derechas y de misa diaria (en el caso de La Razón): mujeres, republicanos, laicos, izquierdistas etc.  Así que hacer programas en los que se hace creer a la población catalana que el resto del país les agrede es una manipulación de la información.

Luego, si uno se fija, estos marrones siempre se los come el PP cuando gobierna.  ¿Por qué?  Porque la X es también el gobierno y el PP es un partido con un Sol en Acuario cuadrado con Marte en Tauro.  Por eso tienen tan mala leche.  Van sembrando odio, repartiendo frases insultantes y lapidarias, y luego se quejan de las consecuencias.  Claro, los agresivos son "los demás".  Ellos, nunca.  En sus 16 de gobierno en Valencia el PP manipuló la opinión pública con un lavado de cerebro brutal para fomentar el anticatalanismo más visceral e irracional.  La astrología es decriptiva y si la configuración tenía un Marte en X sólo puede realizar sus determinaciones un partido con un Marte muy marcado: el PP.  Cada uno sintoniza con la energía que ya tiene dentro.

Quisiera recordar que el PP y CIU estaban a partir un piñón (normal, son la derecha económica y neo-con) hasta que el PP ganó las elecciones a nivel nacional por mayoría absoluta.  A partir de ese momento empezaron a chulear y a tratar a Artur Mas como un lacayo.  Hasta que se les rebotó.  Es lo que más me cabrea del PP: no tienen ni un gramo de sentido del estado.  Son capaces de cargarse cualquier cosa (tribunales superiores, instituciones, acuerdos internacionales o nacionales) por pura chulería.

2013_cuadratura_Urano_Pluton.JPGCarta de la cuadratura del 1 de noviembre de 2013

Ahora hemos llegado a la primera cuadratura del ciclo o primera crisis gorda.  Hubo una primera cuadratura por abril-mayo de 2013 y ahora, en noviembre de 2013, se repitió.  Pasemos a la carta de la cuadratura:

Como se ve, Plutón está de nuevo en I (visceralidad y tribalismo a tope) y está cuadrado de nuevo con la Luna, que esta vez se halla en IX (tribunales y justicia) y Urano en III (medios de comunicación, ideología y opinión).

Como Plutón y Urano están en signos secos, hay mucha intransigencia y poca capacidad de diálogo o de empatía.

Por las casas en las que están (eje III-IX), la cosa va a depender mucho de los tribunales superiores (IX) y tal vez de la educación (III).  Obviamente, el ministro de Educación (Wert) es otro de los que calladitos estarían más guapos.  Y los medios de comunicación, la opinión pública etc.  Todo ello cosas del eje III-IX (lo que pensamos).  Como es Urano el que está en la III (medios de comunicación) y en Aries (signo seco y poco empático), son sobre todo los medios de comunicación de derecha y anarco-capitalistas (Urano).  Pero la oposición en el eje III-IX entre la Luna y Urano augura de todas formas emociones (Luna) muy radicalizadas (Urano) y viscerales (Plutón).  El problema no es sólo que las emociones estén así, sino que esas emociones son las que se apoderan del pensamiento (la IX).  Esto destierra la lógica y la ecuanimidad.

¿Hasta cuándo?  Pues Urano y Plutón van a estar mucho tiempo en orbe de cuadratura, por lo menos hasta entrado 2017.  Si miramos el 2014, es bastante descorazonador.  En astrología mundial, para saber cuál es la verdadera naturaleza de una fecha se procede como con las matrioshkas: se toma primero la muñeca más grande y luego las más pequeñas, una dentro de otra.  Empezaremos pues por el 0 de Aries (válido para todo el año), luego el 0 de libra (válido para ese trimestre), la lunación (válida para un mes) y la conjunción Marte-Plutón que tendrá lugar al día siguiente de la consulta:

2014_Aries_Madrid.jpgCarta del 0 de Aries de 2014

En una carta de mundial el territorio y la oposición al gobierno son la IV.  El gobierno es la X.

Aquí el regente de la IV está muy fuerte: es Júpiter exaltado en Cáncer en la X (lo que se hace público).  Como Júpiter está en Cáncer, signo de la Luna, mueve grandes masas populares con una base muy emocional.  Cáncer es el tribalismo emocional: "Home sweet home".

El regente de la X está muy muy mal en VI.  Es Mercurio en caída en VI.  Esto nos indica que el gobierno va a estar atrapado en su propia red de mentiras (Mercurio en caída) y muy desprestigiado (Mercurio en caída), sobre todo en cuestiones laborales o con los funcionarios (VI).

La relación entre Júpiter (oposición) y Mercurio (gobierno) es buena, y la domina Júpiter (recibe a Mercurio por domicilio).  Digamos que, tanto si Júpiter es alguien de la oposición como si es las cuestiones territoriales y quienes las representan va a estar en la cresta de la ola y en posición de fuerza respecto al gobierno.

Los problemas de Júpiter serán la oposición de Plutón que representaría, en mi opinión, otro sector de la oposición mucho más radical y tribalista, y la cuadratura de Urano en VIII (tesoro nacional), por lo que creo que las cuestiones económicas serán el meollo del asunto y puede haber consecuencias en la deuda pública o la financiación.

A mí esta carta me hace pensar en un gobierno muy agobiado por los problemas del paro y que va dando bandazos, contradiciéndose todo el rato e hinchándonos a mentiras.  Lo que no tengo claro es si ese Júpiter representa a la oposición (probablemente PSOE) o a CIU.  Si representa a uno de los partidos de la oposición, destacaría mucho una mujer que apoyaría al gobierno, pero sacando mucha ventaja populista de ello.  Si es CIU, habría un sector de ese partido que trataría de negociar con el gobierno y podría conseguir bastante.  Tendría la sartén por el mango, pero no conseguiría controlar al sector más visceral representado por Plutón.

2014_Libra_Madrid.jpgCarta del 0 de Libra (izquierda)

En la carta del 0 de Libra la cuadratura se ha desplazado a la V y la IX (leyes y tribunales superiores).  La IV (oposición y territorio) contiene a Saturno y Marte.  Saturno en IV está cuadrado con Júpiter (regente de VIII).  Todo esto da un ambientillo muy tenso y muy enrocado en estas cuestiones, pero la parte económica (Júpiter) sigue pesando mucho.  Puede haber unas actuaciones judiciales fulminantes y muy radicales (Urano).2014_Lunacion_octubre_Madrid.jpg

Carta de la lunación de octubre (derecha)

La lunación anterior a la consulta independentista es un eclipse.  Ese eclipse, ¡vaya casualidad!, se produce en IV (territorio nacional y oposición).  El Sol eclipsado (lo que se pierde) es regente de II (dinero).  Marte es el señor de ese eclipse y se halla en VI (funcionarios, ejército y policía).  

Todo esto unido al hecho de que Urano está en X (gobierno) y opuesto a Mercurio en IV (la palabra, o sea: la expresión verbal del pensamiento, en este caso, la consulta) y cuadrado a Plutón en VI de nuevo, me hace temer una acción fulminante del gobierno y la actuación de las fuerzas de seguridad contra algunos sectores nacionalistas.  Y que el gobierno tratará de impedir la consulta por la fuerza.  Puede que el gobierno pacte con otros sectores, pero en ese momento actuará de manera radical e intransigente.

Si no es esto, la otra opción es aún peor: como Urano viene determinado a la VIII (tesoro nacional y deuda pública), podría haber un problema gordo a ese nivel.

2014_conjuncion_Marte_Pluton.jpgCarta del 10 de noviembre (izquierda)

La consulta se producirá el 9 de noviembre.  Justamente al día siguiente habrá una conjunción Marte-Plutón que activará la cuadratura de Urano-Plutón, de la V a la IX (leyes), y en oposición a la Luna en Cáncer en XI.  Marte rige la IV (oposición y territorio nacional).

En la IV (oposición y territorio nacional) están el Sol, Venus y Saturno cuadrados a Júpiter en I, en el orgulloso signo de Leo.

Como ya he dicho antes, los aspectos de Urano-Plutón son aspectos de tensión y confrontación visceral entre tribalismo combinado con individualismo.  Si Marte (confrontación) se suma a ello, los ánimos se calientan mucho y puede haber reacciones agresivas.

No sé si va a haber una consulta "oficial".  La impresión que me dan esas cartas es que sí se va a hacer o intentar hacer de algún modo.  No me queda claro que participe CIU, pues hay indicios de intento de pacto sobre la financiación.  Es posible que se haga algo parecido a lo que ya se ha hecho otras veces (consultas no oficiales) y hay riesgo de que la reacción del estado sea fulminante y agresiva, no dudando incluso en recurrir a las fuerzas de seguridad.  Ello generaría un caldo de odio muy intenso.  Un Júpiter en Leo es muy de decir: "¡Pues que se vayan si quieren! No los necesitamos".  Tal vez se oiga bastante esa frase en la parte españolista (que no en el gobierno, que tratará de impedirlo sea como sea).  En la parte catalanista, habrá mucho encono y frustración.  Muchísima rabia y sentimientos populares muy alterados.

Lo que resulta también preocupante es las consecuencias económicas que todo ello puede tener.  La conjunción Marte-Saturno de finales de agosto se producirá en VIII, dañando económicamente a todo el país.  En el eclipse del 23 de octubre el planeta eclipsado es el Sol, regente de II (el dinero del pueblo).  Es muy posible que se genere una dinámica muy perjudicial económicamente para el país entero.  No descarto que se dispare mucho la prima de riesgos y tengamos que pagar más intereses por la deuda pública.

A largo plazo, si no se produce la fractura ahora, habrá una evolución de la sociedad.  El nacionalismo es algo del ciclo actual (el de Júpiter-Saturno en signos de Tierra), pero en 2020 empezará un ciclo de Aire que va durar casi dos siglos. 

En los ciclos de Aire se invierte la situación.  Se pasa de las tendencias fragmentarias de Tierra a las unificadoras de Aire.  De hecho, si observamos la realidad actual podemos ver que está creciendo ya la tendencia a asociarse entre países para facilitar el mercado y el desarrollo.  Incluso a nivel particular la gente se une en asociaciones para luchar por sus derechos.  Recuerdo que, cuando estalló el movimiento del 15M se creó una sinergia entre Barcelona y Madrid. España siempre ha ido a contracorriente en todo, pero el impacto de ese nuevo signo será muy fuerte, por lo que creo que, a medio plazo, el nacionalismo va a decaer.  De hecho, los astrólogos esperábamos un punto de inflexión de recentralización a partir del 2010 y, si uno mira qué está pasando realmente, podrá observar que la situación actual tiene mucho de reacción al proceso de recentralización que se ha iniciado.  Pienso por lo tanto que, en un futuro no muy lejano, el concepto de nacionalismo variará y se irá imponiendo el de colaboración por ejes, que podrán abarcar partes de países distintos.

Canals, 22 de diciembre de 2013

Diseño y alojamiento: todouy.com