Portada
Monogríficos
Currí­culum

Contacto

 

Los eclipses en las cartas natales

Los 3 factores más importantes en astrología son el Sol, la Luna y la Tierra.  Sí, la Tierra también. No la usamos como significador, pero las características de los planetas no dependen de ellos mismos, sino de su posición respecto al Sol (origen de la luz, de la vida) y la Tierra (lugar donde se asienta la vida).  Ver artículo en esta web.   Por otro lado, el Sol es el origen de la luz que, para el astrólogo, no es sólo un fenómeno mecánico, sino significativo, y del calor.  Y la Luna es el origen de la humedad que, junto al calor, es el segundo principio de vida.

Esto es, por lo tanto, una tríada: la Tierra (lugar donde se asienta la vida) + el Sol (calor y vida) + la Luna (humedad y vida).  

¿Qué es un eclipse?

Un eclipse se produce cuando uno de los dos luminares (Sol o Luna) queda ocultado.  En el eclipse de Sol (Luna nueva) es el Sol el que es ocultado por la Luna.  En el de Luna (Luna llena), es la sombra de la Tierra la que oculta al luminar.  No voy a entrar en más detalles, porque otros lo han explicado mejor que yo.  Remito a este artículo. Como podemos comprobar, en un eclipse están implicados los 3 principales factores que hemos citado arriba.  Es fácil comprender pues que son configuraciones de la máxima importancia.

¿Cómo afectan los eclipses a nivel mundial?

Los eclipses son hitos en astrología mundial.  Se levanta la carta del eclipse para el lugar donde se quiere ver sus efectos.  Esa carta variará, pues en unos sitios el punto primario (el Sol en el eclipse de Sol y la Luna en el de Luna) estará en una casa y en otros sitios en otra.

Esta carta se coteja sobre todo con la carta del ingreso en Aries (válida para todo el año) y se mira en qué coïncide con ella.  Si, por ejemplo, en la carta del ingreso en Aries estaba Marte en la casa 2 anunciando problemas económicos y en la carta del eclipse Marte está en la 2, en la 8 (el mismo eje) o rige la 2, ese problema económico prometido por el ingreso solar en Aries surgirá entonces.

También se puede comparar esa carta con las cartas de las Configuraciones Universales activas en ese momento, para ver si las dispara.  Pues un eclipse es como una espoleta: dispara lo que está en marcha.  Por ejemplo: si la última conjunción de Marte-Saturno cayó en ese país en la 4, anunciando daños para el territorio nacional, si el punto primario del eclipse cae en la 4, o sobre el grado donde se produjo la conjunción de Marte-Saturno (o en oposición o cuadratura a ese grado), será entonces cuando se produzcan los mayores daños en el territorio nacional anunciados por la conjunción de Marte-Saturno en 4 (recordemos que una conjunción de Marte-Saturno tiene un plazo de validez de 2 años).

No obstante, como la carta del eclipse también tiene una cierta autonomía, puede anunciar por sí mismos los hechos indicados por la posición en casa y los aspectos.  Por ejemplo: si el eclipse cae en la casa 10 (casa que representa al gobierno en astrología mundial) cuadrado con Saturno y el gobernante de ese país convoca elecciones, casi seguro que las perderá. Pero esos efectos en general no serán tan fuertes como si hubieran coïncidido con el ingreso solar en Aries o con una C.U activa.  No es que NO sean fuertes, es que no lo son TANTO como aquellos.  Una cosa puede ser fuerte y haber otra que lo sea aún más.

Ahora bien, la astrología mundial es una especialidad y explicar su funcionamiento en un artículo como éste es imposible.

¿Cómo afectan los eclipses a nivel personal?

Voy a hablar exclusivamente de los eclipses de Sol, pues no tengo estudiados los de Luna.  No obstante, se puede usar los mismos procedimientos y observar los matices en la cantidad y calidad.

De entrada, hay que decir que  hay todos los años dos sets de eclipses: lunar + solar, o solar+lunar+solar, o lunar + solar + lunar.  O sea: habrá siempre al menos uno de Luna combinado con uno de Sol (y puede repetirse el lunar o el solar), pero 6 meses después, en la parte contraria del zodiaco, se repite el segundo set.  Por ejemplo: si hay un set en Aries, habrá otro set 6 meses después por Libra más o menos.  Así que uno se puede encontrar fácilmente con que haya 2 eclipses de Sol (o más) este año.  Evidentemente, siempre te van a caer en alguna casa.  ¿Significa esto que van a dañar dicha casa?  NO.

Vamos a repasar posibles situaciones:

1-El eclipse cae en una de tus casas natales, no toca ni la cúspide ni el planeta presente, y es un eclipse poco tenso (no tiene malos aspectos)

Lo más probable es que no notes nada.

2-El eclipse cae en una de tus casas natales, no toca ni la cúspide ni el planeta presente, y es un eclipse muy tenso (tiene malos aspectos)

Notarás una cierta alteración o agitación en los asuntos de esa casa.  Puede ser en la misma casa donde se produjo el eclipse o en la casa donde estaba en la RS el planeta que manda de ese eclipse (su dispositor casi siempre, o el planeta que lo aspecta, tenga una dignidad sobre él y tenga la regencia de las casas angulares de la carta del eclipse, sobre todo la 1 o la 10).  Es lo que se llama "El señor del eclipse".

3-El eclipse cae en una de tus casas natales, no toca ni la cúspide ni el planeta presente, y el luminar eclipsado se parece al tuyo.

Por ejemplo: tienes el Sol natal cuadrado con Marte y en trígono con Urano, y el Sol del eclipse está aspectado por Marte y Urano (da igual el tipo de aspecto).  Allí notarás más su efecto, y estarás alterado unos días.  Pero esto depende mucho de si es un eclipse suave o con aspectos tensos.

4-El eclipse cae en una de tus casas natales, sobre la cúspide o sobre el planeta presente.

En esos casos, todo depende del eclipse, porque los aspectos del eclipse son los tránsitos que sufría esa cúspide o ese planeta.  Me explico: si el eclipse natal cae sobre tu Venus radical, por ejemplo, si dicho eclipse está en trígono a Júpiter, es que tu Venus radical también estaba experimentando un trígono de Júpiter en tránsito.  Esto es un tránsito bueno y el eclipse lo potencirá.  En cambio si tu Venus natal tiene un tránsito de conjunción de Urano y el eclipse cae encima (eclipse también conjunto a Urano), se potenciará la relación Venus + Urano y esto te llevará probablemente a sufrir desórdenes sentimentales e incluso rupturas si el resto de la carta lo indica.

Pero recuerda siempre que una golondrina no hace el verano.  A uno no le va a suceder nada realmente importante (para bien o para mal) por un simple tránsito ni por un eclipse.

5-El eclipse cae en una de tus casas natales, sobre la cúspide o sobre el planeta presente y activa una dirección o una progresión secundaria activa.

Éstos sí son los eclipses importantes.  El que sean buenos o malos dependerá de qué tipo de dirección o progresión estaba activa.  Cuando hablo de progresión o dirección, ésta puede ser:

-Al mismo planeta: por ejemplo, el eclipse cae sobre tu Venus natal que estaba experimentando en ese momento una dirección de trígono de Júpiter en primarias (buena dirección) o cuadratura de Urano en primarias (mala dirección).  El eclipse potencia entonces esa dirección, la buena para bien y la mala para mal.

-Del mismo planeta: por ejemplo, el eclipse cae sobre tu Venus radical.  Pero Venus dirigida en tu carta estaba haciendo por otro lado una dirección de trígono a Júpiter o de cuadratura a Urano.  Como lo venusino de tu carta está muy movido, un eclipse sobre la Venus del radical, aunque su posición natal no estuviera recibiendo ni tránsitos ni direcciones, añadiría su influencia y lo venusino quedaría exacerbado para bien o para mal.

6-El eclipse se produce el día de tu cumpleaños (tu revolución solar) y tu luminar natal queda eclipsado.

En ese caso se pueden esperar dos cosas (que suelen darse a la vez):

-Una bajada de la vitalidad (hay más probabilidades de enfermar).

-Aquello que representa el Sol en tu carta sufre un cambio drástico e irreversible.  Suele haber algo que desaparece para siempre.  Mira qué casa rige tu Sol y en qué casa está y compáralo con la RS.

Los eclipses que implican a tu Sol por conjunción no necesitan nada más: son contundentes.  Incluso suelen serlo los que lo aspectan por oposición.  Ahora bien, el que desaparezca algo de tu vida no es necesariemente malo para tí.  Quizás sea algo de lo que deseabas desprenderte y, en ese caso, será una liberación.  Lo que es evidente es que tu vida va a cambiar.  Conozco un caso de un apersona con el Sol natal en 12 y que, después de un largo encierro por una desilusión sentimental, decidió ese año, después de un eclipse sobre su Sol (su RS), salir de ese encierro (la 12).  Se eclipsó el encierro.

Algunas veces puede ser un hecho afortunado si el Sol estaba recibiendo entonces una muy buena dirección.  Por ejemplo, otro caso que conozco, con una progresión del Sol sobre Venus en sextil a su Luna natal, empezó una relación sentimental después de un eclipse sobre su Sol.  Pero no es lo normal.  Es más frecuente que haya la desaparición de algo. 

Ejemplos

1-Tomemos como ejemplo la carta de François Mitterand

En 1981 (año en el que fue elegido presidente) hubo los siguientes eclipses:

20/1/1981 à 7 H 40:  Eclipse de Luna a 0° 10' 44'' Leo (sobre Saturno natal)

4/2/1981 à 22 H 15: Eclipse de Sol a 16° 02' 05'' Acuario (conjunto a Urano natal)

17/7/1981 à 4 H 40: Eclipse de Luna a 24° 31' 17'' Capricornio

 31/7/1981 à 3 H 53: Eclipse de Sol a 7° 51' 43''Leo

 Como se puede ver, ese año hubo dos eclipses rondando su Saturno natal (conjunción en enero y oposición algo larga en julio, después de las elecciones) y uno sobre su Urano natal (en febrero, antes de las elecciones).  ¿Qué pasaba con ambos planetas por aquel entonces?

Mitterand_profeccion.jpgSi miramos qué estaba pasando en profecciones por la zona de Saturno vemos:

-El ascendente de profección (el punto más importante de la RS, señalado en verde) estaba ese año a 3º02 de Acuario, opuesto a Saturno natal y cuadrado al Sol natal.  Opuesto a  ese ascendente de profección cayó por lo tanto el eclipse de enero (el que estaba sobre Saturno natal).  No es pues sólo Saturno natal, es Saturno natal que coincide con el eje I-VII de profección.  Y Saturno radical está sobre el DS de profección: los otros (sus rivales).

Pero podemos ver en rojo que además el MC de profección estaba sobre el Sol natal, cuadrado a Saturno del radix y al ascendente de profección

Así pues, están implicados en esa configuración:

-Saturno natal: le cae un eclipse encima que  no afecta al nativo, sino a sus rivales (7 de profección)

-Sol natal (cuadrado en el radix a Saturno): pasa el MC de profección sobre él

-Ascendente de profección: opuesto a Saturno natal y cuadrado al Sol natal.

Ahora miremos qué estaba pasando en profecciones por la zona de Urano (el otro planeta del radical sobre el que se produjo un eclipse):  Estaba Mercurio de profección (en azul) sobre ese Urano.  Mercurio viene de la 1 del radical y ambos planetas están en trígono en el tema natal.

La conclusión sería que el eclipse sobre Saturno natal no perjudicó al nativo, sino a sus rivales.  Y potenció la profección del MC sobre el Sol.  En cuanto al eclipse sobre Urano, fue bueno porque acentuaba un trígono natal Mercurio-Urano.

Mitterand_presidente.jpgBien, pero las profecciones son las mismas cada 12 años.  Es cierto que no coïnciden siempre con un eclipse, pero vamos a ver si había algo más.  Pasamos pues a las direcciones primarias:

Los significadores de la 10 natal son la Luna (primer regente), el Sol (segundo regente) y Saturno (planeta presente).  De los tres, el prioritario es el Sol, porque es significador natural de la casa y aspecta al planeta presente.  Triplica por lo tanto su relación con la casa: significador natual + segunda regencia + aspecto al planeta presente.  La cuadratura entre Saturno y el Sol es mala para el Sol, pero buena para Saturno, ya que lo recibe por domicilio.  Para Saturno es como un sextil.

Saturno (en amarillo), el planeta presente en 10 natal sobre el que cayó un eclipse , está experimentando en ese momento una dirección primaria separativa de un sextil de Saturno dirigido (en morado) y una mucho más separada de Marte (morado).  Ese Marte también se alejaba de una dirección de cuadratura al Sol natal y oposición a Saturno radical.  La oposición de Marte a Saturno natal (ya pasada de 3 grados) no era mala, porque en el tema radical están en trígono.  El Sextil de saturno a sí mismo es bueno.

Esas direcciones estaban pasadas (la de Saturno de un grado y la de Marte de 3), pero los eclipses que cayeron sobre la zona (en azul el de Luna y en rojo el de Sol) reactivaron sus efectos.  La profección ayudó también a recoger los  frutos de lo sembrado en los 3 años anteriores. Probablemente el hecho se gestó con la dirección exacta y se manifestó la públicamente con el eclipse, de allí la separación.

Pero, si volvemos a las profecciones que hemos visto antes, nos daremos cuenta de que el ascendente de profección estaba también sobre ese Marte de primarias (en morado).  Y Marte estaba en trígono al ascendente natal en Libra. Así que, sobre ese grado 3 de Acuario se juntaron varias cosas: una dirección primaria de Marte en trígono al ascendente natal + el ascendente de profección + un eclipse sobre Saturno radical, opuesto a Marte dirigido + un eclipse sobre el propio Marte.

2-Otro ejemplo: Gérald Métroz

Este hombre sufrió un grave accidente el 16 de diciembre de 1964, cuando tenía 2 años y medio.  Se soltó de la mano de su madre y fue aspirado por un tren que pasaba entonces.  Sufrió una amputación de ambas piernas por las ingles.  A pesar de ello ha sido un gran atleta y campeón de Suiza de tenis paralímpico.

Los eclipses que rodearon el hecho fueron:

Sol: 10/6/1964 a 4 H 23 TU. Sol a 19° 19' 04'' Géminis

Luna:  25/6/1964 a 1 H 09 TU. Luna 3° 30' 33'' Capricornio

Sol: 9/7/1964 a 11 H 31 TU.  Sol a 17° 16' 12'' Cáncer

Sol: 4/12/1964 a 1 H 19 TU.  Sol 11° 56' 05'' Sagitario

Luna:  19/12/1964 à 2 H 42 TU.  Luna a 27° 14' 35'' Géminis

He señalado en rojo los que rodearon el accidente, ocurrido el 16 de diciembre

Metroz_profecciones.jpgEmpezaremos por las profecciones de aquel año.

Saturno de profección (en morado) estaba cruzando la I natal, en caída.  Ese año pasaría sobre Marte natal en I opuesto a la Luna.

La oposición natal Marte-Luna (en morado) estaba pasando por... Sagitario y Géminis.  Véase arriba en qué signo se podujeron los eclipses que rodearon al hecho: Sagitario y Géminis.  Esa profección se hacía sobre Mercurio natal cuadrado al ascendente.

El ascendente de profección estaba sobre el Sol natal, cuadrado a Urano.

Obviamente, esto no hubiera sido tan grave si no hubiera habido una carta natal difícil, con un regente del ascendente en casa 12, un Sol cuadrado con Urano, un Marte en 1 opuesto a la Luna, y un ascendente radical cuadrado a Mercurio en 3 que lo recibe por caída (la 3 es la casa de nuestra capacidad de movimiento).

Si miramos las primarias:Metroz_primarias.jpg

Marte dirigido estaba en trígono a Urano y el Sol dirigido en cuadratura a Urano natal.  

Eso lo activó el eclipse de Luna (en azul).

Y el eclipse de Sol (en amarillo), cayó sobre la posición donde estaban la Luna-Marte en profecciones (ver carta de arriba).  El eclipse estaba además cuadrado a Júpiter natal (regente de 1 en 12).

La RS también era dura.  No la pongo aquí, pero el Sol estaba en 8 conjunto a Marte exiliado.

3-Pasemos ahora a Segolène Royal

Royal_radix.jpgSi miramos la carta natal, veremos que el Sol está determinado a la casa 7: la rige y es significador natural de la 7 para una mujer.  De hecho, su pareja ha sido François Hollande durante 30 años, un Leo.

En 2007 fue la candidata del Partido Socialista francés a la elección presidencial, frente a Nicolas Sarkozy.Royal_primarias.jpg  El Sol hacía entonces una mala dirección a Venus natal en 7.  Si el Sol es significador natural de 7 para una mujer y en su carta rige la 7, Venus también es significadora natural del amor y en su carta está en la casa 7.

Esto se complicó más con la RS.  En la RS el Sol estaba eclipsado en la casa 10.

Royal_RS.jpgAquel año perdió las elecciones (10), pero, sobre todo, perdió su relación de pareja.  El eclipse de Sol funcionó por lo tanto por la posición en la carta de la Rs (y eso no siempre es así), y por su regencia en la carta natal, reforzada por la dirección primaria en curso (Sol cuadrado a Venus).  También hay que decir que en las RS de bodas y divorcios suele estar implicada la casa 10, pues el casarse o divorciarse es algo que cambia nuestra posición social.

He calculado la RS para el lugar de nacimiento (nació en Dakkar).  La Rs para Paris es mucho menos evidente, ya que el eclipse queda en la casa 9.

Conclusión:

Cuando vemos que un eclipse afecta uno de los planetas natales, aconsejaría verificar qué tránsitos o direcciones está experimentando ese planeta sobre su posición radical o los que está haciendo él a otros puntos de la carta.  Según sean esos tránsitos o direcciones, el eclipse espoleará algo bueno o malo.

Si el eclipse coïncide con la RS y cae sobre el Sol natal (o está opuesto al Sol natal), podemos esperar grandes cambios en nuestra vida durante ese año.

Canals, a 11 de octubre de 2014






Diseño y alojamiento: todouy.com